29 jul. 2009

Italia y lo inútil de la cultura


Italia, sí. Me emociona recordar mi único viaje de hace más de treinta años a este país, para mí uno de los centros culturales básicos en cuanto al mediterráneo se refiere. Motor fundamental a lo largo de la historia, ya sea como generador o como canalizador, sobre todo, de culturas. Creo que a partir de este viaje se hizo realmente efectiva mi comunicación, a veces pienso que paranormal, con los restos materiales del pasado y su simbiosis con el presente. Esas ciudades tan particulares, con edificios de vanos susurrantes de vida, el color sepia de las piedras a la luz del atardecer, las hermosas esculturas de sus increíbles plazas, museos vivientes al fin. ¿Cómo no sentir ese pulso vital, esa unión entre pasado y presente, en el trasiego del Ponte Vecchio, en Florencia, o subida al tejado de la catedral de Milán o acodada en un puentecillo sobre un canal en la isla de Murano? O cuando saliendo de una callejuela irrumpe ante tí la plaza en forma de concha de Siena, o en el bullicio del Trastévere y la soledad del Foro romanos...Sensaciones que no hacen más que confirmar el enorme bagage cultural (artístico, literario, de cualquier campo) que rezuma ese hermoso país.
¿Cómo explicar entonces que ese tal Berlusconi, que se dice italiano y que por lo tanto debería llevar en sus genes algo de la esencia cultural que distingue a su país, haya decidido recortar el presupuesto del Fondo Único del Espectáculo en más de un 25%?
Dario Fo, el premio Nobel de Literatura, lo dijo muy claro: "Es el mundo al revés. El gobierno da ventajas a los ricos, favorece a quien no paga impuestos, se muestra comprensivo con ellos para que no tengan traumas, y mientras tanto recorta el dinero que destina a la cultura. Es muy grave y demuestra que este gobierno carece de conciencia cívica". Se trata de "un acto de censura violento y voluntario, una forma de decir a los artistas que no ataquen al poder y que sean dóciles"... "denota gran ignorancia y brutalidad por parte de unos ministros brutales y obscenos, cuyo objetivo es silenciar a la izquierda como sea".
Pero mientras, Berlusconi & Company despilfarran en orgías y demás minucias lo que deberían estar ahorrando por aquello de la crisis (¡ah!, pero ¿no era psicológica?).
Efectivamente, parece ser que se ha demostrado que la cultura es inútil. ¿Para que apoyarla?  ¿Qué suerte de ceguera ha provocado que este ser incalificable haga y deshaga en este otro wonderland que es Italia?
En la noche del 12 al 13 de agosto se producirá la mayor intensidad de la chuvia de estrellas de las Perseidas. Cuando miréis esa noche al cielo, pedid todos un deseo, por favor.

No hay comentarios: